English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos

EBGlobal


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Dardos Bíblicos

El Diseño Demanda un Diseñador
por Kyle Butt, M.A.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Don Isaac Newton fue un matemático y científico famoso que creía firmemente en Dios. Se cuenta que él tenía un amigo ateo que no creía en Dios. Don Isaac ideó un plan para tratar de convencer a su amigo que Dios sí existía y que había creado el Universo. Un día, fue a una carpintería y pidió al dueño que hiciera un modelo del sistema solar. Este modelo debía ser reducido, pintado intrincadamente y diseñado para parecerse, lo mejor posible, al sistema solar real.

Varias semanas después, Don Isaac recogió el modelo, lo pagó y lo colocó en el centro de una mesa en su casa. Algún tiempo después, su amigo ateo vino a visitarle. Cuando el amigo llegó a la casa del Dr. Newton, el modelo del sistema solar captó su atención, y él preguntó a Don Isaac si podía inspeccionar el modelo más de cerca. Desde luego, Don Isaac no tuvo ningún inconveniente. Cuando el ateo inspeccionó el modelo, se admiró de la artesanía y belleza de las diferentes piezas. Luego, preguntó al Dr. Newton quién había hecho ese maravilloso modelo del sistema solar. Don Isaac rápidamente respondió que nadie había hecho el modelo; este solo apareció en su mesa por casualidad. Confundido, el amigo repitió la pregunta, pero Newton una vez más se aferró testarudamente a su respuesta que el modelo se había originado solo por casualidad, como si hubiera salido “de la nada”. Finalmente, el amigo llegó a enfadarse, y fue en ese momento que Don Isaac explicó el propósito de su respuesta. Si él no podía convencer a su amigo que esta réplica rudimentaria del sistema solar se había originado “por accidente”, ¿cómo podía su amigo creer que el sistema solar real, con toda su complejidad y diseño, pudiera haberse originado solo por el tiempo y la casualidad? ¡Buen punto! El diseño demanda un Diseñador. Como un buen ejemplo, consideremos un órgano del cuerpo humano que demanda un Diseñador.

EL PENSAMIENTO DEL DISEÑO

Dentro de su cabeza se encuentra un órgano que pesa alrededor de 3 libras. Los doctores que operan a este órgano dicen que cuando lo tocan y lo sostienen en sus manos se siente como una masa de pan. Pero este órgano al que llamamos el cerebro ciertamente no es una masa de pan. Al contrario, es la “computadora” más compleja que el mundo jamás ha conocido.

El cerebro está compuesto de más de 10 trillones de células diferentes. Estas células trabajan juntas para enviar impulsos eléctricos a un índice de 273 millas por hora (393 pies por segundo). Las células nerviosas del cuerpo envían 2,000 impulsos al cerebro cada segundo. Estos impulsos vienen de 130,000 receptores de luz en el ojo, 100,000 receptores de sonido en los oídos, 3,000 papilas gustativas y más de 500,000 áreas táctiles. Mientras que esto ocurre, el cerebro no se mueve, aunque consume más del 25% del oxígeno del cuerpo y recibe el 20% de la sangre que el corazón bombea (lo cual es muy impresionante, considerando que el cerebro solo constituye el 2% del peso humano en un hombre promedio).

Si todas estas habilidades del cerebro no le impresionan, considere que el cerebro funciona como el “doctor” para el resto del cuerpo. Produce más de 50 fármacos, desde analgésicos (como la endorfina) hasta antidepresivos (como serotonina). Adicionalmente, el cerebro le permite recordar palabras, olores, imágenes y colores. De hecho, el cerebro hace tan buen trabajo al ayudar a una persona a recordar información que se ha estimado que requeriría 500 juegos de enciclopedias para reunir la información encontrada en el cerebro. Seamos honestos; si estuviéramos andando por el bosque un día y encontráramos una computadora portátil que pesara menos de tres libras, pero que pudiera realizar tareas más complejas que cualquier computadora en el mercado, ¿diríamos que esta se “originó por accidente”? Si usamos nuestros cerebros, podremos ver que el diseño que encontramos en el cerebro demanda un Diseñador.



Derechos de autor © 2006 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Dardos Bíblicos" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.043 Seconds