English Version

Contenido

Ciencia y la Biblia

Creación vs. Evolución

Dardos Bíblicos

Temas Doctrinales

Temas Prácticos


Recursos

Cursos Autodidácticos

EBGlobal


Información acerca de:

Condiciones de Uso

Contactos

Derechos de Autor

Nosotros

Política de Privacidad


Apologetics Press :: Dardos Bíblicos

Entendimiento de la Biblia
por Kyle Butt, M.A.
[English]
Versión Imprimible | Enviar este artículo

Tome un paseo corto a través de cualquier ciudad en los Estados Unidos, y probablemente verá más edificios religiosos que pueda contar con sus dedos de sus manos y pies. Busque los grupos religiosos en un directorio telefónico, y los números pueden llegar a los cientos o miles. La mayoría de estas iglesias diferentes reclaman usar la misma Biblia como el libro que guía sus enseñanzas y prácticas. Con todas estas creencias religiosas diferentes que supuestamente vienen de la Biblia, se debe preguntar si es posible que alguna persona entienda la Biblia. De hecho, un ateo dijo que la Biblia es “un libro tan incomprensible que no solamente los ‘incrédulos’ la rechazan, sino aquellos que creen que es la verdadera palabra de Dios no pueden ponerse de acuerdo en su interpretación”.

Algo es cierto: muchos que creen que la Biblia es la verdadera Palabra de Dios no están de acuerdo en su interpretación. Pero la razón por la cual no están de acuerdo no es que la Biblia sea un libro “incompresible”. La gente malentiende la Biblia y no está de acuerdo en su significado por muchas razones. Considerar algunas de esas razones puede enseñarnos a entender mejor la Biblia.

¿NO PUEDE ENTENDERSE?

Algunas personas creen que ya que la Biblia es la Palabra de Dios, entonces es muy difícil o imposible de entender. Piensan que ningún ser humano puede entender la Palabra de Dios, y por ende, es inútil tratar de lograr tal cosa. El problema de este tipo de pensamiento es que hace burla de lo que la Palabra de Dios realmente dice. En el libro del Antiguo Testamento, Nehemías, el profeta escribió:

Abrió, pues, Esdras el libro a ojos de todo el pueblo...y cuando lo abrió, todo el pueblo estuvo atento. Bendijo entonces Esdras a Jehová, Dios grande. Y...alzando sus manos...se humillaron y adoraron a Jehová inclinados a tierra. Y los levitas...hacían entender al pueblo la ley; y el pueblo estaba atento en su lugar. Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura (Nehemías 8:5-8, énfasis añadido).

En 2 Corintios 1:13, el apóstol Pablo escribió: “Porque no os escribimos otras cosas de las que leéis, o también entendéis; y espero que hasta el fin las entenderéis”. Su punto es muy claro—las palabras de la epístola del apóstol (y de la Biblia entera) fueron y todavía son entendibles. El libro de Efesios registra una declaración similar: “Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor” (5:17). Que quede bien claro: Dios inspiró la Biblia en una manera que los seres humanos puedan entenderla.

SE RESPETA A LA BIBLIA, PERO NO SE LA LEE

Una de las razones por las cuales la gente no entiende la Biblia es porque muchos pasan muy poco tiempo leyéndola. George Gallup (el hombre detrás de las famosas Encuestas Gallup) encuestó a muchos habitantes de los EE.UU. y les hizo algunas preguntas bíblicas básicas. Los resultados de la encuesta mostraron que existe un alto grado de ignorancia bíblica en la mayor parte de la ciudadanía. Seis de 10 norteamericanos no pudieron decir con seguridad quién dio el Sermón del Monte (¡algunos incluso sugirieron a Billy Graham!). Al menos el 50% de los encuestados no pudo nombrar los cuatro libros que componen los evangelios en el Nuevo Testamento. Menos de la mitad pudo responder que Génesis era el primer libro de la Biblia. Ocho de 10 norteamericanos creían que la Biblia decía, “Dios ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos”. ¡Y el 12% de los encuestados pensaba que Juana de Arco era la esposa de Noé (quien construyó el arca)!

¿Es una sorpresa que exista tanto desacuerdo en nuestra sociedad moderna en cuanto a la Biblia? Muy poca gente lee El Libro, pero todavía afirma conocer y creer lo que dice. Esto es comparable a gente que se sienta a jugar un juego de mesa y discute en cuanto a las reglas del juego pero nunca toma el tiempo de leer el manual de reglas. Se debe esperar nada más que confusión y malentendido de tal situación.

Aunque el siguiente enunciado parezca simple, es verdadero: leer la Biblia es la única manera de entenderla. El apóstol Pablo dijo a los efesios: “[L]eyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo” (3:4). También animó al joven predicador Timoteo, diciendo, “[O]cúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza” (1 Timoteo 4:13). Nada aclara los malentendidos en cuanto a la Biblia que realmente leer la Biblia.

SEAMOS HONESTOS

Mucha gente “malentiende” la Biblia porque enseña cosas que ellos no quieren oír u obedecer. En vez de cambiar sus vidas pecaminosas, ellos deciden tergiversar la Biblia para que ella diga lo que ellos quieren oír. El apóstol Pedro describió esta situación al decir que algunos son indoctos e inconstantes que tuercen la Biblia para “su propia perdición” (2 Pedro 3:16). Ser honestos con la Biblia, en vez de tratar de forzarla a estar de acuerdo con nuestras vidas, nos ayudará a entenderla mejor.

CONCLUSIÓN

En este artículo breve hemos examinado solamente unas pocas razones por las que la gente malentiende la Palabra de Dios. Algunas veces piensan que no se la puede entender, otras veces no quieren leerla, y algunas veces tratan de tergiversarla para ajustarla a sus vidas. ¿Cómo podemos entender la Biblia y evitar estas dificultades? Repuesta: Al obedecer las palabras de Pablo para el joven predicador Timoteo: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15).



Derechos de autor © 2009 Apologetics Press, Inc. Todos los derechos están reservados.

Estamos complacidos de conceder permiso para que los artículos en la sección de "Dardos Bíblicos" sean reproducidos en su totalidad, siempre y cuando las siguientes estipulaciones sean observadas: (1) Apologetics Press debe ser designada como la editorial original; (2) la página Web URL específica de Apologetics Press debe ser anotada; (3) el nombre del autor debe permanecer adjunto a los materiales; (4) cualquier referencia, notas al pie de página, o notas finales que acompañan al artículo deben ser incluidas a cualquier reproducción escrita del artículo; (5) las alteraciones de cualquier clase están estrictamente prohibidas (e.g., las fotografías, tablas, gráficos, citas, etc. deben ser reproducidos exactamente como aparecen en el original); (6) la adaptación del material escrito (e.g., publicar un artículo en varias partes) está permitida, siempre y cuando lo completo del material sea hecho disponible, sin editar, en una extensión de tiempo razonable; (7) los artículos, en totalidad o en parte, no deben ser ofrecidos en venta o incluidos en artículos para venta; y (8) los artículos no deben ser reproducidos en forma electrónica para exponerlos en páginas Web (aunque los enlaces a los artículos en la página Web de Apologetics Press están permitidos).

Para catálogos, muestras, o información adicional, contacte:

Apologetics Press
230 Landmark Drive
Montgomery, Alabama 36117
U.S.A.
Phone (334) 272-8558
http://www.apologeticspress.org




Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Page Generation: 0.049 Seconds